lodivertido

El Sitio Web de Entretenimiento..

La Historia de Los Discos de Acetato.

El disco de acetato es un formato de grabación vigente aún hoy en día, basado en la grabación mecánica analógica igual que el usado para el disco de vinilo, pero con la diferencia que en el caso del disco de acetato es posible realizar grabaciones instantáneas o pasarlas de otra fuente de sonido, como los grabadores de alambre o de cinta. Para grabar un vinilo también se usa primero un disco de acetato, pero este disco de acetato tiene una formulación diferente al dubplate. Para grabar un vinilo primero ha de grabarse un máster. Para diferenciar un máster de un dubplate hay que comprobar si tiene o no un agujero al lado del central. Si tiene dos agujeros es un dubplate. Si solo tiene uno, es un máster. El sonido grabado en un máster es de mejor calidad ya que, al ser más blando, el estilete registra mejor las frecuencias más altas. Pero este máster, una vez grabado, no puede ser reproducido en un tocadiscos común, ya que la aguja del mismo, al ser tan dura, destruiría detalles ya en la primera escucha. Una vez grabado, el máster se usa exclusivamente para producir las matrices necesarias para prensar discos, realizando un recubrimiento galvanoplástico (metálico) en este.

Muy a menudo, la gente confunde los discos de vinilo con los de acetato, y piensan que ambos términos son sinónimos. No obstante, aunque tengan el mismo funcionamiento y el mismo color negro, no lo son.

Etiqueta de un disco de acetato. El orificio del centro, al igual que un disco de vinilo es para el eje del plato giradiscos, pero el agujero del costado sirve para sujetar el disco durante el proceso de grabación.

Disco de acetato de 10 pulgadas de diámetro a 78 RPM.

El disco de acetato es un formato de grabación vigente aún hoy en día, basado en la grabación mecánica analógica igual que el usado para el disco de vinilo, pero con la diferencia que en el caso del disco de acetato es posible realizar grabaciones instantáneas o pasarlas de otra fuente de sonido, como los grabadores de alambre o de cinta. Para grabar un vinilo también se usa primero un disco de acetato, pero este disco de acetato tiene una formulación diferente al dubplate. Para grabar un vinilo primero ha de grabarse un máster. Para diferenciar un máster de un dubplate hay que comprobar si tiene o no un agujero al lado del central. Si tiene dos agujeros es un dubplate. Si solo tiene uno, es un máster. El sonido grabado en un máster es de mejor calidad ya que, al ser más blando, el estilete registra mejor las frecuencias más altas. Pero este máster, una vez grabado, no puede ser reproducido en un tocadiscos común, ya que la aguja del mismo, al ser tan dura, destruiría detalles ya en la primera escucha. Una vez grabado, el máster se usa exclusivamente para producir las matrices necesarias para prensar discos, realizando un recubrimiento galvanoplástico (metálico) en este.

Muy a menudo, la gente confunde los discos de vinilo con los de acetato, y piensan que ambos términos son sinónimos. No obstante, aunque tengan el mismo funcionamiento y el mismo color negro, no lo son.

Updated: 1 enero, 2019 — 11:30 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

lodivertido © 2000 - 2019 www.lodivertido.net